Pedro Paulet Mostajo

Personajes
Tipografia

Pedro Paulet fue ingeniero, químico, artista y estadista. Un visionario multidisciplinario que se relacionaba con todo conocimiento de la época y se adelantó a su tiempo siendo considerado actualmente el inventor y pionero de las naves espaciales,

gracias a su creación: el "motor cohete de combustible líquido" y en 1900, el primero en construir un sistema de propulssión de cohetes modernos. Todo esto lo ubica como precursor de los diseños estadounidenses del Apolo XI, que llevó al hombre a pisar la Luna. El cineasta Álvaro Mejía viene trabajando en un documental que reivindica los aportes a la humanidad de este genio peruano, y con su ayuda, Sophimanía recorre la sorprendente vida de este peruano poco conocido y valorado.

Pedro Eleodoro Paulet Mostajo nació en Arequipa, un 2 de julio de 1874 en el distrito de Tiabaya. Fue hijo de Pedro Paulet y Antonina Mostajo y se caracterizó por ser un excelente estudiante, con capacidades para la ciencia e interesado por el arte.

A los 19 años, en mérito a su excelencia académica recibió una beca por el gobierno peruano para viajar a Europa y estudiar ingeniería en la Universidad de París, donde se graduó como ingeniero químico con honrosa distinción.

Paulet falleció el 30 de enero de 1945 en Buenos Aires, Argentina, ciudad donde pasó sus últimos años como diplomático. Ese mismo año Von Braun entraba a trabajar en la NASA, posteriormente citaría a Paulet en su libro Historia Mundial de la Astronáutica, publicado en 1966.

Carta a El Comercio

Según algunas versiones estudió el desplazamiento del calamar, lo que le habría permitido la creación de la masa química para crear el desplazamiento a propulsión a chorro que en la actualidad se emplea por los cohetes espaciales. Este invento se difundió en unas estampillas del correo de Estados Unidos con el sello de la NASA en 1974 con motivo de sus 100 años de natalicio.

P. Paulet también fue mecánico, geógrafo, arquitecto, inventor y periodista. En 1900, entró a la carrera diplomática, siendo cónsul peruano en la ciudad de Rotterdam.

Reconocimiento De Max Valier Y Von Braun

Según investigaciones del cineasta Alvaro Mejía, en 1927, Max Valier y Hermann Oberth crearon la Sociedad Astronáutica Alemana donde buscaban hacer realidad su proyecto del combustible líquido. Pero ambos no sabían que tenían 30 años de desventaja respecto de Paulet. Se enteraron por que en esa fecha el diario El Comercio publicó una carta en la que Paulet indicaba haber descubierto, diseñado y hecho funcionar una nave de ese tipo. Gracias a la carta enviada al periódico peruano, Paulet ganó cierto reconocimiento. Luego de cooperar con estudiosos alemanes, particularmente Wernher von Braun, se separó al negarse a hacer misiles con su motor.Posteriormente, Von Braun, científico y ex director de la Nasa y jefe de diseño del cohete Saturno V, afirma que entre 1895 y 1897, Paulet habría experimentado con un pequeño motor de dos kilos logrando un centenar de kg de fuerza, labor que debería reconocerse y merece el título de "el padre de la astronáutica moderna".

"En busca de Ordway"

Es el nombre del documental que Alvaro Mejía está trabajando, en el cual busca reivindicar la memoria de Pedro Paulet, ya que existen antecedentes para ser nombrado padre de la aeronáutica. Ante todo, Mejía busca aclarar ciertas cuestiones del caso de Paulet, entre las cuales figuran el porqué de las razones del ostracismo al que Alemania y la NASA le condenaron al negarle la creación del motor de combustible líquido, usado por los misiles militares y los cohetes espaciales.

Para Mejía las intenciones de la Nasa por ocultar el gran logro de Paulet habría sido por su influencia en Alemania y además de exponer de nuevo el pasado nazi de Von Braun, cuando ya era una figura pública en Estados Unidos.

Ordway orienta la historia de la astronáutica en 1969, durante la Guerra Fría, en la que descarta a Pedro Paulet como pionero de los motores de combustible líquido, y asignaba este título al estadounidense Robert Goddard, que lanzó un cohete en 1926, aunque no publicó sus estudios ni (estos) llegaron a Alemania.

Mejía tiene la esperanza de que Ordway ratifique el nombre de P. Paulet como inventor de las naves espaciales, pero para ello hace falta reunir más pruebas.

El proyecto del documental que prepara Mejía ganó uno de los premios anuales que otorga el Ministerio de Cultura, dotado con una financiación de 150.000 soles (unos 56.000 dólares).

El director se encuentra en proceso de preproducción con la digitalización de planos, fotografías y otros documentos, y ya cuenta con un 60% de material.

En la realización del documental también colaborará el gobierno regional de Arequipa y la Fuerza Áerea Peruana (FAP) tiene la intención de reconstruir el motor diseñado por este ingeniero, cuyos inventos empiezan a ser rescatados del olvido.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS